Empresas de Manufactura Incorporan el Internet de las Cosas pero con Distintos Progresos