Cómo una gestión moderna de almacenes aporta la excelencia operativa

diciembre 16, 2020

Alcanzar la excelencia operativa en el almacén es una de las mayores oportunidades y uno de los elementos pendientes más urgentes para cualquier distribuidor. En un entorno cada vez más competitivo, la excelencia operativa del almacén es la piedra angular de la supervivencia del negocio.

Los distribuidores de éxito dependen en gran medida de un sistema de gestión de almacenes (WMS) eficiente para satisfacer las expectativas de los clientes y, al mismo tiempo, mantener los costes bajo control. Sin embargo, en los últimos años y con unas exigencias de los clientes cada vez más complejas y sofisticadas, no todos los almacenes han estado a la altura. Infor ha elaborado un informe técnico sobre la excelencia operativa en la gestión de almacenes como una de las claves para prosperar en un entorno extremadamente competitivo.

Demasiados distribuidores han estado diez años o más sin aplicar cambios significativos en sus operaciones de almacén. Intentan apañárselas con tecnologías antiguas que no están a la altura de las demandas actuales de un negocio competitivo y con perfil tecnológico. Los sistemas heredados apoyan procesos de negocio obsoletos o requieren que se integren nuevos procesos en sistemas antiguos que nunca fueron diseñados para soportarlos.

Dado que los distribuidores de todo el mundo gastan aproximadamente 350.000 millones de dólares al año en la gestión de almacenes, la velocidad del negocio se acelera y los márgenes están bajo un ataque constante, es hora de hacer frente a la cruda realidad: un WMS que era lo suficientemente bueno en el pasado no le asegura el éxito en el futuro o, incluso, no es garantía ni para sobrevivir en el presente.

Sin embargo, para las empresas que lo hacen bien, hay recompensa: el retorno de la inversión de un WMS de última generación empieza con una reducción del 15-20 % en la entrada manual de datos, un aumento del 8-15 % en la productividad del equipo del almacén, una disminución del 8-12 % en el coste de las operaciones de almacén y un aumento del 3-8 % en los envíos de pedidos puntuales y precisos. Todas estas métricas se traducen en una mayor rentabilidad hoy en día y mejores relaciones con los clientes para el futuro.

Excelencia operativa en la práctica

La Operational Excellence Society fomenta una cultura corporativa que “esté comprometida con la mejora continua del rendimiento del negocio y de las circunstancias de quienes trabajan en ella. Y, a su vez, es precursora de convertirse en una organización de alto rendimiento”. En la gestión de almacenes, este amplio principio arroja luz sobre los viejos problemas que un WMS moderno puede resolver de una vez por todas:

  • A medida que la gestión moderna de almacenes se vuelve más compleja, los sistemas heredados se quedan atrás. Un WMS moderno incluye la lectura de códigos de barras para partidas recibidas, la validación de datos siempre que un empleado toque un producto, la validación en varios pasos para evitar errores de envío y la clasificación ABC para optimizar operaciones.
  • Unos procesos ineficientes implican mayores costes y clientes frustrados. Un WMS avanzado y escalable potencia la eficiencia en cada paso.
  • Las expectativas de los clientes sobre entregas rápidas y personalizadas hacen subir los costes de transporte que recortan los márgenes, ya estrechos de por sí. Un WMS moderno optimiza la ruta y el justificante de entrega.
  • Los sistemas más antiguos, algunos de ellos basados en papel, hacen imposible atraer y retener a una nueva generación de empleados que esperan obtener en el trabajo la misma funcionalidad a la que están acostumbrados en casa. Un WMS moderno con pantallas sencillas, navegación fácil, alineación de tareas con series de habilidades y responsabilidades, etc., se ha convertido en un precio de entrada básico en la guerra global por el talento.
  • Un WMS con capacidades móviles pone la información decisiva en manos de los sistemas de front y back office por igual, facilitando la optimización de la eficiencia de la plantilla.
  • El proveedor de software o servicio se encarga de mantener y actualizar regularmente un WMS moderno e implementado en la nube, que incorpora el soporte de ciberseguridad más reciente y libera al personal de TI interno para que puede focalizarse en las prioridades corporativas específicas.

Mantenerse al día en un mercado en transformación

Frente a la consumerización de las expectativas de los clientes, la dura competencia de las tiendas pop-up en Internet y la desintermediación cada vez más rápida a través de las cadenas de suministro establecidas, no puede permitirse dar por sentada ninguna línea de negocio o cliente. Un WMS de última generación es una de las mejores formas de aprovechar las capacidades y aumentar la rentabilidad, hecho posible gracias a las tecnologías del Internet de las cosas (IoT), el aprendizaje automático (ML) y la inteligencia artificial (IA).

Y no es demasiado pronto: teniendo en cuenta que el mercado mayorista se enfrenta a una disrupción de proporciones épicas, cualquier distribuidor que intente mantenerse a flote sin replantearse la estrategia y los sistemas de reequipamiento se ve abocado a una lucha injusta. La mejor defensa es hacerse totalmente irremplazable para sus cuentas clave, utilizando tecnología como WMS para optimizar cada sistema e integrar en cada aspecto de las operaciones.

Haga clic aquí para obtener una copia del informe técnico de Infor sobre la excelencia operativa en el almacén con un WMS moderno.

Archivado en
  • Supply Chain
  • Technology
Sector
  • Distribución
Producto
  • Infor WMS
Región
  • EMEA
Páginas relacionadas
Contacte con nosotros

Contactaremos en breve

Or connect via: Linkedin