Las primeras señales de advertencia de que su sistema ERP no resistirá a la digitalización

noviembre 15, 2016
A medida que los fabricantes empiecen a mejorar con los aires del cambio prometido por las tendencias de la digitalización, es el momento perfecto para que el equipo de TI efectúe una auditoría de sistema. Este paso proactivo servirá para verificar que tiene la estructura de TI adecuada para respaldar nuevas iniciativas, tecnología innovadora y modelos empresariales en evolución. Véalo como la comprobación anual de sus soluciones empresariales.

En una auditoría de sistema, busque los síntomas reveladores que apunten hacia un software desfasado que ya no consigue mantener el ritmo de sus necesidades operacionales. Las primeras señales de que un sistema ha quedado desfasado pueden ser difíciles de identificar. A veces se confunden con errores puntuales o fallos aislados, en lugar de verse como insuficiencias del sistema que afectan a toda la empresa. El experto en TI debería buscar patrones y problemas repetitivos. Debería ser fácil encontrar problemas que aparentemente se suceden en serie y crean más complicaciones, causando un efecto dominó en pedidos retardados, inventarios incompletos, presupuestos retrasados, montones de documentos y personal que está frustrado y confuso.

Aquí tiene algunas de las primeras señales de advertencia de que su sistema ha quedado desfasado:

  • Fluctuación. Rotación de empleados, ausencias frecuentes y una falta general de entusiasmo del personal son a menudo los primeros indicios de que el equipo está estresado y no puede hacer frente a las demandas de los clientes y a las presiones del mercado como correspondería.
  • Obstáculos. Es posible que haya algún punto en el área de producción que suela quedarse atrás o tal vez las finanzas vayan rezagadas con relación a la facturación. Quizás las ventas no puedan mantener el ritmo de las ofertas o no se haga un seguimiento y una facturación adecuados de los cambios en los pedidos, lo que produce incertidumbre si está cubriendo gastos en algunas de las complejas tareas de MTO que está llevando a cabo.
  • Incremento de errores. Los fallos pueden ir desde pequeños errores de facturación a comunicaciones fallidas sobre cambios en el diseño de última hora. El seguimiento de errores a menudo se manifiesta en inventarios incompletos o en el agotamiento de existencias de materias primas. También parece que los errores de envío se intensifican cuando el sistema está sobrecargado. Es probable que los camiones de reparto lleguen al sitio del cliente con pedidos parciales o artículos equivocados.
  • Control de calidad. La calidad del producto se ve habitualmente afectada cuando las máquinas, sistemas y personal están desbordados por el volumen, la demanda de velocidad o la complejidad de los pedidos. Los pequeños defectos suelen pasar por alto en las inspecciones. Los errores pasan desapercibidos hasta cuando ya es demasiado tarde. Los niveles de exigencia se vuelven más laxos con la prisa del personal para completar trabajos de supervisores exigentes y clientes molestos. De repente, se dará cuenta de que está enviando productos de los cuales ya no puede sentirse orgulloso en nombre de la empresa.
  • Clientes descontentos. Seguramente no le llamarán al primer error o descuido que afecte a la calidad. Sin embargo, los clientes hablan entre ellos, se quejan y expresan su descontento en las redes sociales. Llegados a este punto, puede ser que los clientes más fieles se sinceren con usted y le den una segunda oportunidad. Pero, ¿y los otros clientes insatisfechos? Estos ya han desaparecido y están realizando pedidos en el portal online de la competencia.
  • Tiempos de inactividad inesperados y frecuentes. Cuando los fabricantes tienen prisa por colocar un gran volumen de trabajo en el área de producción, el mantenimiento preventivo es lo primero que se ve afectado. En estas circunstancias, quién tiene tiempo de apagar una máquina y efectuar el control de calibración, la sustitución de las piezas desgastadas y el cuidado preventivo recomendado. Los equipos que no funcionan a pleno rendimiento no hacen más que agravar los problemas de producción existentes.
  • Incumplimiento de la normativa específica de la industria. Sus clientes, proveedores y colegas de la industria tienen ciertas expectativas de usted y de cómo lleva su negocio. Esperan que use y ofrezca capacidades modernas, como portales online para pedidos, herramientas de configuración y presupuestos, visibilidad en el estado del pedido, herramientas de colaboración en tiempo real y proyecciones precisas sobre la capacidad. ¿Está cumpliendo su parte, haciendo que sea más fácil negociar con usted? ¿O le llegan quejas sobre sus sistemas y la complejidad de su uso?
  • Exceso de desperdicios. Los materiales desechados pueden incrementar los costes rápidamente y además mermar el suministro de materias primas, lo que ocasiona una enorme sangría en la rentabilidad. Puede ser en forma de desperdicio de materiales o de pérdida de tiempo. Para aquellos equipos que están a la espera de máquinas o materiales, el tiempo perdido se añade al dinero desperdiciado.
  • Falta de visibilidad en la cadena de valor. ¿Le faltan a menudo materiales necesarios cuándo y dónde los necesita? ¿Estos retrasos están afectando a los pedidos de los clientes? Cuando trabaja con diversos proveedores, a veces en otros continentes, necesita tener visibilidad sobre el estado de los pedidos enviados y la habilidad de hacer un seguimiento de su ubicación. Cuando pierde la visibilidad, pierde el control. Sin control, el riesgo de retrasos costosos no hace más que aumentar.
  • Vuelta a las hojas de cálculo. ¿Los miembros del equipo están tan frustrados con su sistema actual que lo dejan de lado y vuelven a los procesos manuales y las hojas de cálculo? ¿El personal tiene problemas a la hora de obtener informes, encontrar los datos que necesita y tomar decisiones de acuerdo con los datos contenidos en el sistema? Una usabilidad pobre es probablemente la causa de todo ello.
  • Incertidumbre en torno a los márgenes. Para los fabricantes con un gran volumen de órdenes de fabricación bajo demanda (MTO, por sus siglas en inglés) y de ingeniería a la orden (ETO, por sus siglas en inglés), es fácil perder la perspectiva del coste total de un proyecto de modo que pueda hacer una oferta y facturar adecuadamente. El motivo son a menudo los cambios urgentes de última hora en las órdenes. El equipo está tan concentrado en satisfacer la demanda del cliente que desatiende su obligación de registrar los materiales nuevos, piezas o recursos humanos destinados a la tarea. Pronto verá cómo crecen las dudas sobre si un cliente muy exigente es rentable a la hora de la verdad.
  • Exceso de datos descontextualizados. ¿Recopila datos de máquinas, socios, clientes y socios de cadenas de suministro pero luego no sabe qué hacer con ellos? ¿Tiene problemas para convertir en útiles los datos que recopila de sensores inteligentes para actuar debidamente o programar respuestas automatizadas? Es un problema habitual que puede remediarse a través de soluciones que cuenten con capacidades de la ciencia de datos. A medida que aumente el uso de sensores inteligentes en productos, vehículos y máquinas, la proliferación de datos se multiplicará exponencialmente. Por lo que no solamente necesitará un lugar donde almacenarlos, sino que también deberá tener herramientas para analizarlos. Las deficiencias actuales se convertirán en riesgos peligrosos.
  • Incapacidad de conectar con redes. ¿Tiene un sistema rígido que utiliza una plataforma de propiedad que, a la hora de ampliar o conectar con socios, le exige ponerse en contacto con su proveedor? ¿Se siente atrapado, incapaz de adaptarse y añadir aplicaciones? ¿O está tan sobrecargado con modificaciones que cualquier actualización significa volver atrás y revisar todas las modificaciones para asegurarse de que seguirán funcionando con las características de la nueva actualización? ¿Estos problemas de arquitectura ralentizan su trabajo?

Las empresas que hayan detectado una o más de estas señales deberán considerar invertir en una solución nueva o actualizar la solución existente para seguir siendo competitivas. Sin una solución empresarial que opere a pleno rendimiento, las crecientes presiones del mercado de mañana seguirán lacrando un sistema anticuado. Corre el riesgo de quedarse atrás, obsoleto e incapaz de competir en el entorno cambiante. Debe abordar estas primeras señales ahora que todavía está a tiempo.

Lea más sobre las soluciones ERP para la fabricación.
Región
  • EMEA

Contacte con nosotros

Contactaremos en breve

Or connect via: Linkedin