Skip to Content

Transformar el almacén de centro de costes a diferenciador competitivo

junio 2, 2021

Muchas organizaciones tienden a ver las operaciones del almacén como un centro de costes por la mano de obra, los equipos y el inventario físico. Sin embargo, con los modelos de negocio cambiando rápidamente debido al comercio electrónico, la omnicanalidad, la recogida a pie de tienda, la impresión 3D y mucho más, las operaciones de almacén permiten a una empresa obtener una ventaja competitiva al garantizar que la lealtad del cliente y la excelencia de la marca permanecen intactas a medida que los productos entran en la última milla.

Desafíos habituales del almacenamiento

Los responsables del almacén son conscientes de los retos a los que se enfrentan la mayoría, si no todos, de los centros de distribución. Estos desafíos abarcan entre otros, la optimización de la preparación de pedidos, la gestión del inventario, la estrategia operativa, la gestión de los empleados, las devoluciones y un largo etcétera.

Desafíos del picking

Por ejemplo, a menudo se pierde una gran cantidad de productividad debido a la falta de datos maestros sobre los artículos. Sin la asignación adecuada de artículos y ubicaciones que contemplen la estacionalidad, actividades promocionales y las proyecciones de ventas, una ubicación del inventario deficiente en el almacén puede comportar mayores costes y una menor productividad.

Además, muchas empresas carecen de visibilidad de la cantidad de inventario y de la precisión de la ubicación debido a una fuerte dependencia de hojas de cálculo, hojas de pedido, la ausencia de recuentos cíclicos, las limitaciones de capacidad o la falta de monitorización digital. La falta de visibilidad en las cantidades de inventario o en el rendimiento puede dar lugar a una disminución del cumplimiento, falta de existencias y pedidos pendientes, niveles de servicio reducidos y menos oportunidades de ventas, así como pérdida de la fidelización de los clientes.

El comercio electrónico sigue marcando las nuevas reglas del juego

Aunque el comercio electrónico ha creado numerosos desafíos y ajustes en las operaciones de almacén durante años, el aumento en la actividad del comercio electrónico, provocado por los cierres de 2020 y los protocolos de seguridad, ha acelerado la necesidad de ajustes prácticamente instantáneos, escalabilidad y la introducción de nuevos modelos de negocio.

Con el fin de adaptarse a la velocidad del negocio digital, el almacenamiento se está expandiendo a áreas localizadas, puesto que el espacio utilizado anteriormente como escaparate de ventas se está convirtiendo en un centro logístico más pequeño y localizado. Esto permite a la organización ofrecer recogida a pie de tienda, entrega el mismo día y mucho más. A medida que este nuevo comportamiento adoptado por el cliente se vuelva permanente, cada vez más organizaciones seguirán explorando e implementando este modelo.

Falta persistente de mano de obra

Antes de 2020, la escasez de mano de obra en el almacén suponía un reto constante. Como resultado, muchas organizaciones están aumentando su plantilla para satisfacer la demanda y garantizar que haya suficientes empleados disponibles en caso de ausencia prolongada debido a una enfermedad o lesión. Para adaptarse, las organizaciones deben implementar estrategias de programación avanzadas, controles sanitarios de los empleados y programas sanitarios rutinarios para garantizar que se mantengan las medidas de seguridad y el almacén funcione correctamente.

Implementación de un modelo "cost to serve"

A medida que más clientes esperan servicios especializados o personalizados, la necesidad de segmentar las operaciones y evaluar los modelos de coste de servicio puede marcar la diferencia entre sostenibilidad y rentabilidad. Dado que cada vez más organizaciones buscan externalizar las operaciones de cumplimiento a proveedores de servicios logísticos externos, es de vital importancia determinar qué cobrar por servicios y requisitos específicos. Sin embargo, muchas organizaciones aún no han adoptado una verdadera estrategia Cost to Serve y siguen ofreciendo precios abiertos, lo que se traduce en mayores costes de cumplimiento y menores ingresos.

Mayor necesidad de logística inversa optimizada debido a devoluciones y retiradas de productos

A medida que aumentan los pedidos en línea, también crecen las devoluciones. Por ejemplo, un cliente puede pedir el mismo artículo de ropa en varios tamaños con la clara intención de devolver todos los artículos menos el que mejor se ajuste. Los costes de logística, combinados con los costes de la gestión de devoluciones, superarán con creces los ingresos asociados a ese pedido. En caso de devoluciones, contar con una estrategia de logística inversa para garantizar que los artículos se marquen correctamente para su reventa, reparación o reciclaje maximizará el ciclo de vida del producto y reducirá el coste total.

Aunque estos desafíos han prevalecido durante varios años, muchas organizaciones todavía tienen que abordarlos de frente o desde cero. Para las organizaciones que buscan mejorar las operaciones de almacén que generan valor adicional, ahora ha llegado el momento de explorar las estrategias y herramientas adecuadas para tomar las medidas necesarias.

Para obtener más información sobre cómo impulsar la excelencia operativa en el almacén, consulte la guía completa de mejores prácticas.

Archivado en
  • Supply Chain
Producto
  • Infor WMS
Región
  • EMEA
Contacte con nosotros

Contactaremos en breve

Infor valora su privacidad.