Skip to Content

La Sustentabilidad en el Sector de la Moda: retos que se deben considerar

agosto 18, 2021

La presión en el sector textil y de la moda para adoptar prácticas más sustentables es cada vez mayor. Impulsado en parte por la norma ISO 26000, que brinda guías para las organizaciones que respetan el medio ambiente y la sociedad dentro de la cual operan es un factor crítico para el éxito, este sector tiene que realizar grandes cambios para mejorar su imagen ambiental.

Un tema que incentiva esta necesidad de cambio es el surgimiento de la moda rápida, que ha aumentado un 400% la cantidad de prendas consumidas por año, y con investigaciones que muestran que la mitad se descartan luego de 12 meses de haber sido compradas.

Es claro que hace rato que es necesaria una transformación. A pesar de las buenas intenciones, no es un tema que pueda resolverse de un día para otro y el avance varía bastante en los distintos sectores de la industria.

Normas y más

Disminuir las ineficiencias, los desperdicios y la polución requiere cambios fundamentales en el mercado, operacionales, culturales y de la cadena de suministro, incluyendo diseño del producto, locaciones de manufactura y trasporte. Y aunque las normas brindan un valor considerable, representan una guía para las mejores prácticas, son solo una parte del rompecabezas.

Muchas empresas dedicadas a la moda han aprovechado las funcionalidades de las aplicaciones modernas de ERP y PLM expandiendo la visibilidad y disminuyendo la cantidad de recursos consumidos y bajando los desperdicios. Al asegurar una mayor precisión y mejores niveles de eficiencia desde el diseño hasta la entrega, todo el ciclo de vida del producto puede sincronizarse para crear un perfil de cada prenda.

Sin embargo, el cambio necesario para crear un negocio realmente sustentable, en la selección de los materiales, condiciones de trabajo y transporte, requiere que los profesionales del sector usen la visibilidad aún más allá para desarrollar una transparencia y responsabilidad en toda la operación y mucho más.

Nueva dinámica de la cadena de suministro

Esto es especialmente pertinente en lo que respecta a las cadenas de suministro. Las cadenas generan muchas ineficiencias si son gestionadas en forma inefectiva, y se enfrentan con la obligación de disminuir la huella de carbono, un mal performance normalmente impide el progreso general de toda la operación.

Entender la dinámica precisa de la cadena de suministro y contar con la visibilidad de controlar y ajustar ciertas áreas, resulta crucial para poder demostrar esto a los socios, clientes y responsables.

El uso de datos de toda la cadena de suministro, tanto desde la perspectiva física como financiera en una plataforma centralizada permite un planeamiento avanzado, ejecución y contabilidad para una toma de decisiones inteligente y responder a los muchos cambios a los que está sujeta diariamente la cadena de suministro. Los sistemas adecuados no solo brindan una mayor precisión en los pronósticos para minimizar excesos en la producción, sino para alinear la oferta con la demanda en la forma más adecuada posible para disminuir considerablemente el consumo de recursos y desperdicios.

Cambios

Un ejemplo de esto es el cambio de los lugares de manufactura alejados para un lugar más cercano. Considerando la demanda de tiempos más cortos para la entrega de los productos, y generado por la pandemia actual, muchas organizaciones del sector textil están revisando el impacto y el riesgo asociado con productos que viajan miles de kilómetros para llegar al consumidor. Sin embargo, la manufactura más cercana tiene un cambio en las normas, a diferencia de territorios donde se puede aprovechar que las normas son más laxas, en lugar de entornos con leyes estrictas que se deben cumplir.

Y eso no es todo. La cadena de suministro no termina cuando el producto llega al consumidor. Los consumidores evalúan a las marcas cada vez más en sus acciones éticas, con la capacidad de brindar visibilidad total del ciclo de vida del producto que representa el medio de conexión con la marca y la diferenciación en el mercado. No solos los consumidores quieren saber que están comprando desde una perspectiva estética y de calidad, sino también si se puede rediseñar, reparar o reciclar, para completar el ciclo de vida y disminuir los desperdicios.

Las empresas de vanguardia del sector necesitarán por lo tanto ser responsables y conocer esta parte del ciclo de vida para mantener la credibilidad y las mejores prácticas y así expandir su market share en el futuro. Esto significa una estrategia similar al sector de alimentos, donde todos los aspectos del producto tienen su trazabilidad desde el código de barras, o etiqueta RFID, el diseño, origen del algodón a través de todo el recorrido de la cadena de suministro hasta llegar al destino final.

El equilibrio es todo

Como dice un conocido proverbio, para mantener el equilibro hay que continuar moviéndose. El sector de la moda contempla un futuro centrado en la responsabilidad hacia la comunidad donde opera, con una mejor huella de carbono, por lo que no tiene otra alternativa que adoptar la digitalización para ser más sustentable y responsable en su compromiso con el cambio positivo.

La buena noticia es que las empresas de la moda están acostumbradas al cambio, han visto su industria transformarse exponencialmente en la última década. Acostumbradas a una falta de predictibilidad, debido a los cambios en la demanda de los consumidores y a la disrupción, el sector se ha vuelto no solo ágil y flexible en sus respuestas, sino también uno de los sectores con más estrategia digital. Está tambien bien posicionada para evolucionar y crear una industria eminentemente sustentable y diseñada para servir a las generaciones futuras.

Sector
  • Moda
Producto
  • Infor SCM
Región
  • LATAM
Contáctenos



Pronto nos pondremos en contacto con usted.

Infor valora su privacidad.