Logrando Edificios Inteligentes: IoT y EAM

abril 19, 2021

Seguramente los gerentes de ingeniería y mantenimiento han escuchado sobre edificios inteligentes, que monitorean las condiciones de toda la infraestructura critica, incluyendo puentes, calles, y sistemas eléctricos. Frost & Sullivan estiman que para el 2023, habrá más de 26 ciudades inteligentes en el mundo.

El Internet de las Cosas (IoT) y el software para la gestión de los activos físicos (EAM) jugará un rol importante en el desarrollo de las ciudades inteligentes. Para calificar como ciudad inteligente se deben adoptar de cinco a ocho de los principios inteligentes: energía, edificios, movilidad, salud, infraestructura, tecnología, gobernancia, y educación o ciudadanos inteligentes. Se espera que los edificios inteligentes sean el 7 por ciento del total del sector de ciudades inteligentes para el 2025.


Lo que impulsa este crecimiento es la existencia de sensores pequeños, sofisticados y económicos que por medio del IoT y del software EAM pueden interpretar todos los datos generados por los sensores. Esta tecnología contribuye al crecimiento de sistemas de gestión de edificios automatizados.


¿Que hace que un edificio sea inteligente?

Los edificios inteligentes brindan servicios útiles que ayudan a que sus ocupantes sean más productivos y estén más seguros, al menor costo y con el menor impacto ambiental. Un edificio inteligente es verde, seguro y productivo. Ser verde significa que el edificio optimiza y minimiza el uso energético y que puede operar por medio de fuentes energéticas limpias. Por razones de seguridad, la seguridad de los ocupantes y la calidad de vida deben ser prioridad. Esto significa, no solo seguridad física, como contar con sistemas de apagado de incendios y sistemas de alarmas, sino también seguridad de salud, calidad del aire, agua, etc. En un edificio inteligente, el equipo que impulsa estas características no opera como un sistema independiente. Todo el equipo y los sistemas del edificio deben estar conectados y comunicarse entre ellos máquina a máquina.

Por ejemplo, el sistema de aire acondicionado/calefacción del edificio debe recibir datos del tiempo externo y de la temperatura interna, de manera que pueda operar solo cuando es necesario para mantener la temperatura óptima para los habitantes. Además, la seguridad del edificio inteligente, y los sistemas de luz y temperatura deben comunicarse para apagar las luces, poner la computadora en modo “standby” y disminuir la calefacción o el frio cuando no haya nadie.


Más allá de las operaciones del dia a dia, los edificios inteligentes también utilizan los sensores y el IoT para impulsar el mantenimiento eficiente, lo que mejora la productividad y el uso energético. Por ejemplo, las lecturas de los sensores del sistema de HVAC pueden utilizarse para automáticamente generar ordenes de trabajo, también para ordenar las partes necesarias para mantenerlo operando en el punto de mayor eficiencia y evitar roturas costosas.

Aparte de todo esto, los edificios deben incluir sistemas conectados y la capacidad para analizar la información generada por estos sistemas utilizando analytics de big data. Estos elementos pueden ayudar a garantizar que todos los sistemas operan con la máxima eficiencia. Aquí es donde el IoT y el software EAM entran en acción.


¿Cómo hacen esto posible el IoT y EAM?

Los sensores y otros dispositivos dentro de un edificio inteligente generan una gran cantidad de datos. Los gerentes y técnicos pueden utilizar estos dados para monitorear el performance, hacer el seguimiento de la ubicación física de los activos y detectar los temas operativos. Pero pueden realizar esto, solo si pueden recolectar eficientemente los datos y procesarlos desde los cientos o miles de dispositivos dentro de un edificio inteligente conectado al IoT.

Para lograr esa meta, se necesita un sistema EAM con funcionalidades de vanguardia, como analytics incorporadas, de manera de aprovechar todos los beneficios de la visibilidad en tiempo real.


Cuando se incorpora el software EAM a un edificio conectado con IoT, se puede aumentar la automatización y la visibilidad en la gestión del planeamiento, mantenimiento y operaciones También se puede maximizar el tiempo de productividad de los equipos y la seguridad extendiendo la vida de los activos físicos operando con mayor eficiencia.


El software EAM con funcionalidades analíticas avanzadas ayuda a analizar los datos tanto estructurados como no estructurados generados por los dispositivos conectados con el IoT, para mejorar la toma de decisiones y revelar oportunidades para ahorrar dinero y mejorar la eficiencia operacional.

Por ejemplo, los gerentes pueden analizar los datos en tiempo real, sobre la cantidad de energía que un Sistema está utilizando para decidir si es el momento de realizar el mantenimiento preventivo, cambiar el modo operativo o retirarlo de circulación. El sistema EAM, puede automáticamente generar órdenes de trabajo para realizar el mantenimiento preventivo y programar el trabajo necesario.

De esta manera contarán con las herramientas necesarias para tener visibilidad precisa de las operaciones edilicias, y del equipo de manera de lograr una mayor agilidad operacional y flexibilidad disminuyendo costos.


En un edificio inteligente, la iluminación, refrigeración, calefacción, seguridad y demás sistemas se comunican fluidamente por medio del IoT. Si a esto le sumamos un sistema EAM sofisticado, el resultado es la capacidad de analizar todos los datos generados por dichos sistemas en tiempo real y optimizar el performance de los mismos como manera de bajar los costos, mejorar las demandas energéticas, disminuir costos operacionales y crear un ambiente más eficiente, productivo y seguro para los ocupantes de los edificios.




Archivado bajo
  • Asset management
Sector
  • Gestión de Predios
Producto
  • Infor EAM
Región
  • LATAM
Contáctenos



Pronto nos pondremos en contacto con usted.

Or connect via: Linkedin