Las claves de una red colaborativa en la industria de la moda

marzo 8, 2021

Un ecosistema digital ayuda a las marcas a reducir los ciclos de diseño, planificación y fabricación, a mejorar la precisión de la planificación de la cadena de suministro, a habilitar la visibilidad integral del inventario y a gestionar las finanzas y la liquidez. Esto contribuye a garantizar que los productos adecuados lleguen al lugar correcto, en el momento necesario, dentro presupuesto y en línea con las iniciativas de sostenibilidad que atraen a los clientes, desde el punto de vista social y medioambiental. Además, una cadena de suministro conectada puede mejorar la visibilidad de las métricas claves de producción, como el uso de agua y el contenido químico, pudiéndolo compartir todo con el consumidor.

Las redes colaborativas conectan sistemas complejos de empresas, aplicaciones, proveedores de servicios, fuentes de datos y dispositivos involucrados en la cadena de valor de una marca de moda y los alojan en una plataforma en la nube con un rendimiento y accesibilidad óptimos. Los sistemas en la nube facilitan la comunicación, el rendimiento, la escalabilidad, la seguridad y la potencia informática; todo ello necesario para beneficiarse de las soluciones tecnológicas, desde el diseño hasta el ciclo de fabricación.

Una red colaborativa captura y ejecuta según los datos actuales y cambiantes de los clientes:

1. Predicción precisa de la demanda: una visibilidad mejorada significa una comprensión más sofisticada de los comportamientos de los clientes que se puede compartir en tiempo real con diseñadores, proveedores y fabricantes, facilitando más que nunca la adaptación a potenciales cambios repentinos del mercado.

2. Mitigación de riesgos: información más valiosa de la fabricación en origen aporta a las marcas un mejor control sobre el abastecimiento, el transporte y la planificación, incluso en momentos de incertidumbre, como esta pandemia.

3. Mejor visibilidad gracias a la comunicación compartida: las redes colaborativas ayudan a las marcas a estar comunicadas con todos los eslabones de la cadena de suministro. Esto elimina los silos comunicativos y aporta un mejor control de quién ve los mensajes importantes exactamente cuando necesita verlos.

4. Cadena de suministro optimizada: La cadena de suministro debe aumentar la productividad, no obstaculizarla. Las redes colaborativas del sector de la moda mejoran la gobernanza de la cadena de suministro con total transparencia y pueden utilizarse para aumentar la eficiencia y la productividad; especialmente con la introducción de otras herramientas avanzadas, como la inteligencia artificial.

5. Una plantilla que ha evolucionado: las personas son el poder que conforma cualquier marca. Dote a su personal de las herramientas y los conocimientos necesarios para rendir de forma óptima en todo momento. Combine la tecnología basada en la ciencia del talento y unos roles bien definidos para que los trabajadores estén más conectados y sean más resilientes que antes.

La necesidad de aprovechar las soluciones tecnológicas disponibles para crear una red de colaboración sólida es particularmente importante en la industria de la moda. Un ecosistema digital puede transformar una marca de moda en una empresa ágil, flexible y resiliente capaz de satisfacer a los clientes y llevar a cabo una sólida estrategia operativa y de crecimiento.

Para leer más sobre este tema y obtener información práctica sobre cómo su organización puede crear una red digitalizada, conectada y colaborativa, consulte esta guía de mejores prácticas.

Archivado en
  • Nube
  • Supply Chain
Sector
  • Moda
Producto
  • CloudSuite Fashion
  • Demand Planning
  • Infor PLM for Fashion
Región
  • EMEA
Contacte con nosotros

Contactaremos en breve

Infor valora su privacidad.